En general pensamos que sólo hay que acudir al dentista cuando sentimos dolor, pero ésta es una idea totalmente errónea, ya que el síntoma de dolor no es más que una alarma de que algo no va bien y que se podría haber evitado si se hubiera hecho una revisión.

Revisar tu boca al menos una vez al año es una medida preventiva de la cual cada vez más gente toma conciencia, pero todavía nos queda un largo recorrido para que todos seamos conscientes de la importancia de la prevención.

Con el simple acto de visitar a nuestro dentista podremos evitar problemas típicos, como los que vamos a nombrar a continuación:
1. Que una simple caries llegue al nervio y haya que hacer una endodoncia.
2. Que debido al sarro la encía se inflame, sangre y pueda provocar movilidad en nuestras piezas dentales.
3. Que una ausencia provoque una pérdida de hueso en esa zona y movilidad de los dientes adyacentes, pudiendo evitarlo reponiendo la pieza ausente.

Visitar periódicamente a tu Dentista te ayudara a mantener durante más tiempo unos dientes saludables, ya que con las limpiezas dentales hechas por el Dentista ayudan a complementar tu higiene bucal doméstica.

Las visitas al Odontólogo también son una oportunidad para que nos comparta una serie de consejos para mejorar nuestros hábitos diarios y con ello mantener nuestra salud bucal. La orientación del especialista nos permitirá detectar los malos hábitos.

Las encuestas han demostrado que una salud dental pobre hace perder productividad. Una de las consecuencias de una mala salud dental es el absentismo laboral, ya sea por el dolor o por estar lidiando con tratamientos que se hubieran podido evitar aumentando nuestra frecuencia de visitas al dentista. Además, nadie trabaja bien con dolor de muelas.

Por último y no por ello menos importante Tu sonrisa no es sólo tu carta de presentación al mundo, sino también uno de los pilares de tu autoestima. Deja que el especialista te ayude a mantener una bella sonrisa. El Directorio Rojo de Irapuato te presenta el listado más completo.