Si eres de los conductores que solo te preocupas por encender tu vehículo y ponerle gasolina, creo que este artículo te podrá ser de mucha utilidad, ya que estás omitiendo algo muy importante: la revisión preventiva de tu vehículo, una labor y responsabilidad que te puede ahorrar muchos dolores de cabeza y dinero a tu bolsillo.